El lodazal español

5

02/03/2013 per jformiguera

de Jordi Formiguera Macià

El nuevo año 2013 ha supuesto para España un giro sustancial en la actualidad política que la rodea: dejamos atrás el año de la prima de riesgo (lo que el Presidente del Gobierno don Mariano Rajoy Brey hubiera firmado a pies juntillas como deseo y propósito tras las doce campanadas) y entramos de lleno y por la puerta grande (no podría ser de otro forma en esta gran nación) en el año de los escándalos de corrupción. Hace unos días en este mismo portal comentamos la imperiosa necesidad de volver a establecer un vínculo entre la política y la ética para la propia supervivencia de la primera y como herramienta para una necesaria regeneración del sistema (https://opiniolliure.wordpress.com/2013/01/12/la-etica-y-la-politica/). Desde ese día nos hemos levantado cada mañana con sucesivos escándalos, cada uno más grave e inmoral que el anterior: la posible imputación de Oriol Pujol Secretario General de CDC por el denominado caso de las ITV, y sus presuntas cuentas en Suiza, la mafia rusa campando a sus anchas por Lloret de Mar, la imputación del secretario de las Infantas Carlos Revenga…, todo ello culminado con las últimas informaciones y publicaciones relacionadas con el denominado Caso Bárcenas, que llegan a los más altos estamentos del Partido Popular y del Gobierno de España, con las imprevisibles consecuencias que eso conlleva y con una proyección hacia el exterior, hecho que tanto parecía preocupar al Presidente y sus ministros hace algunas semanas por otras cuestiones inicialmente más democráticas, paupérrima, lamentable, triste, corrupta, mafiosa, impresentable y amoral. La responsabilidad de todos nosotros, ciudadanos de esta joven democracia, debería respetar la presunción de inocencia de todos aquellos señalados por los medios de comunicación e incluso aquellos ya imputados, dejando que la justicia tome cartas en el asunto y condene a quién tenga pruebas para condenar. La problemática llega cuando el ciudadano analiza los antecedentes de otros casos de corrupción, el reciente Cas Pallerols o el Caso Gürtel son algunos ejemplo evidentes, y observa como las consecuencias legales y políticas son nimias en relación a los hechos acontecidos e incluso inexistentes; o cuando este lee una Constitución, sacra para muchos, que ampara un poder judicial poco independiente y excesivamente ligado al poder ejecutivo. Por todo ello, es inevitable que se extienda entre la gente la sensación que las “castas superiores” del país se mofan de todo y todos con total impunidad y abusan de su poder, mientras las personas de a pie se convierten en verdaderos expertos contables para llegar a fin de mes y pagar unas facturas que esas castas hacen, cada día, más asfixiantes.

España vuelve a estar en el punto de mira de diferentes medios de comunicación en toda Europa y otras partes del mundo y, una vez más, lo está por noticias e informaciones vergonzosas. Hoy, resulta bochornoso recordar al expresidente José Maria Aznar presumir ante el canciller alemán Gerhard Schröder del milagro español, dándole lecciones de economía o recuperar la imagen de este con los pies encima de la mesa de la Casa Blanca al reunirse con su “amigo” el Presidente Bush alardeando del liderazgo español en el planeta. Una década después, España vuelve a recuperar su lugar en el mundo , aquel que habla de la mayor tasa de paro de los denominados países desarrollados (superior al 26%); ese dónde los índices de fracaso y abandono escolar son ignominiosos (superiores al 30%), con el mayor índice de paro juvenil de toda Europa (50%); el que deja en evidencia una economía de folklore y pandereta; el del liderazgo de la economía sumergida y el trabajo en negro; y, finalmente, el país de la corrupción, el engaño y el insulto a la ciudadanía sin consecuencias legales ni de ningún otro tipo. En estos días de insufrible confirmación de la España más rancia y cañí  se albira un atisbo de esperanza, aquella que cree que al salir a la luz todo el lodazal en el que vivimos envueltos y el tocar fondo, puede llevar a una real regeneración de este país y sus instituciones. Parece que algunos medios están por esta labor y se han quitado la mordaza. Aún así, la respuesta y reacción ciudadana será la que marcará el futuro.

Anuncis

5 thoughts on “El lodazal español

  1. Lu ha dit:

    Frente a la corrupción qué podemos hacer los ciudadanos de a pie?? Es importante asumir nuestra responsabilidad como ciudadanos y ejercer el control social. Está demostrado que los casos de corrupción se dan cuando esos representantes políticos no tienen que rendir cuentas, cuando el poder está centralizado, cuando las estructuras están definidas de tal manera que las decisiones se toman entre unos pocos.

    Hay cosas que pasan porque lo permitimos. El cambio se está gestando en los pequeños grupos.

    Gracias Jordi por “despertar la conciencia política”.

    • jformiguera ha dit:

      Comparto plenamente tu opinión Lu. Estoy cada vez más convencido que el cambio se gesta en los pequeños grupos y que es ahí dónde los ciudadanos tenemos mucho que aportar para contribuir al cambio.
      Me alegra mucho leer tu opinión. Te animo a seguir participando siempre que lo desees!!

  2. Cristina ha dit:

    Crec fermament en la idea que per demanar qualsevol cosa, abans s’ha de predicar amb l’exemple. Aquest fet és important tant des dels que estan al poder com els del ciutadans de peu. No s’hi val a dir que com els de dalt fan… jo faig… Així no arreglarem res, sinó que la pilota s’anirà fent cada vegada més grossa. És això el que volem deixar d’herència als nostres fills? A mi em fa bastanta vergonya.

    • jformiguera ha dit:

      Tens tota la raó Cristina. Considero que els polítics són reflex de la societat i que tots i cadascun de nosaltres hem de fer una profunda reflexió sobre la manera com actuem i els nostres principis morals i ètics.

  3. José León ha dit:

    Totalmente de acuerdo, la unica forma de descentralizar el poder, es haciendo un municipalismo participativo, asambleario y con sentido cooperativista, y como ellos(los dinosaurios franquistas)lo saben , tratan de eliminar, con la nueva ley de las administraciones publicas, todo posibilidad de conatos organizativos que pueda tener el pueblo en este sentido.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: