Cornudos y apaleados: el insulto a la clase media y trabajadora

4

12/30/2012 per jformiguera

de Jordi Formiguera Macià

La magnitud de la crisis económica que sufre España desde inicios del 2008 tiene una víctima especialmente sensible: la clase media y trabajadora de este país. La situación inicial de ahogo, hasta cierto punto lógica y soportable ante un grave empeoramiento del entorno económico global, que obligó a los ciudadanos y ciudadanas a estrecharse el cinturón y regular un nivel de vida que, probablemente, hasta ese momento, había sido por  encima de sus propias posibilidades, consecuencia de la creencia en el “España va bien”, y el capitalismo, cuando te beneficia, mola; ha evolucionado a una situación de asfixia intencionada provocada por un cancerígeno trinomio (recortes-subidas de impuestos-empeoramiento laboral/professional) que nos lleva a un círculo vicioso sin salida a la vista.

Algunos datos objetivos de este trinomio pueden arrojar una luz cristalina en relación al maltrato sufrido por la clase media y trabajadora. Los relacionados con las subidas de impuestos y precios son, quizá, los más evidentes, y están íntimamente relacionados y conectados, como dos siameses, con los recortes públicos, siendo dos patas de un mismo cuerpo. Si partimos del año 2007, último de “bonanza” económica o, mejor dicho, último año de la vivencia en el espejismo, podemos observar un aumento de los precios indignante: IVA general del 16% al 21%; IVA reducido del 7% al 10% (lo que supone que todo, absolutamente todo, sube de precio); aumento de los precios del agua, la luz y el gas, entre un 60% i un 70%; aumento de la gasolina y el gasoil entre un 70% y un 80%; ; subida de los billetes del transporte público entre un 30% i 50% según el billete de transporte y la CCAA; aumento del IBI superior al 10%… y un sinfín de datos que van desde la subida de las tasas universitarias en un 66%, al copago sanitario, pasando por las tasas judiciales o el aumento del precio de las guarderías,llegando hasta los más tolerados aumentos de los impuestos al alcohol o tabaco. Una lista interminable, que recibió otra puntilla para las rentas del trabajo a principios de año con la subida del IRPF entre un 0,75% i un 7%, queriendo dejar claro el PP, desde el primer día que su programa electoral y su discurso en contra de las subidas de impuestos, no sólo quedaba en papel mojado, sino en papel para el WC.

En este contexto de recesión económica y brutal recesión, la otra pata del trinomio, el empeoramiento de la situación laboral y profesional, no puede más que reforzarse y crecer sin techo. Con las constates subidas de los precios y los recortes, sumada al descenso hasta un pozo sin fondo del poder adquisitivo, se fomenta el estancamiento del consumo y la imposibilidad de generación de empleo, incrementándose su destrucción, llegando en España a cifras esperpénticas (superiores al 25%), ya conocidas por todos. Además, los trabajadores y trabajadoras que logran mantener sus empleos lo hacen, en general, en una condiciones mucho peores, llegándose a una precarización que contribuye al desmantelamiento de esa clase que, a todas luces, sostiene el sistema que la mancilla. El reciente rescate a la banca cifrado en cerca de 60.000 millones de euros!!! es una definitiva declaración de intenciones de cuales son las prioridades. Leer las previsiones económicas, que hablan que en el año 2020 el número de ricos en España habrá aumentado en un 70% y que destacan al negocio del lujo como uno de los de mayor crecimiento, sólo puede hacer crecer el sentimiento de indignación y rabia hacia aquellos que nos gobiernan (más allá de los políticos) y deciden hundir nuestro futuro y el de nuestros hijos y hijas sin piedad ni contemplaciones.

Considerándome un fantástico ignorante en cuestiones económicas de fondo, me parecen de una lógica aplastante las consecuencias que llevan implícitas la política económica ejecutada con mano de hierro por la troika y la UE. Por lo tanto, llego a la conclusión que la destrucción del estado del bienestar y de la clase media, proporcional a la concentración de la riqueza en unos pocos, es voluntarios y deseados. Considero que cada vez se hace más necesaria la necesidad de poner fin a este sistema al que ya no le vale la etiqueta de ser el menos malo de los que existen o han existido, La otra opción es seguir aceptando el ser cornudos y a la vez apaleados y no sólo con una pala, sino con un verdadero tronco.

Advertisements

4 thoughts on “Cornudos y apaleados: el insulto a la clase media y trabajadora

  1. maribel ha dit:

    Desgraciadamante veo muy claro que nos están robando, y nos están explotando, y no me puedo quejar porque los hay que están peor. No, sí que me puedo quejar, y me quejo de que los que nos llevan a la ruina en masa, se están enriqueciendo, hunden la economía de un país y no son responsables de nada, como el rey. Aquí si no tienes escrúpulos te dedicas a la política, y, lejos de servir al pueblo, te sirves de él para tu enriquecimiento personal. Al final nadie te exige responsabilidades y tú te retiras con la vida arreglada a costa del pringado que se levanta a las 6 para ir a trabajar.
    Y me enfado pensando que algunos deberían estar en la cárcel, y me pongo triste cuando no veo la solución. Y ellos más ricos, y nosotros más ninguneados.

    • jformiguera ha dit:

      Sin duda estoy de acuerdo contigo en que sí que podemos quejarnos. Reconocer que otra gente está mucho peor y que podemos sentirnos privilegiados por todo lo que tenemos, no es incompatible con la queja y la denuncia de aquello que es injusto e intolerable. Es necesario un replanteamineto político puesto que, coincido plenamente en tu reflexión, esta se ha convertido en un medio que usan muchos para servir sus propios intereses y no los de la gente. La política no es vocacional para la mayoría y eso es determinante. También es imprescindible que aumenten los mecanismos de control a la actividad política y las penas impuestas a aquellos que actuan al margen de la ley para su propio beneficio.

  2. Niko ha dit:

    Sinceramente creo que lo peor no ha llegado, la clase media sobrevive y malvive actualmente y sigue empeorando su situación, pero las clases que están por debajo, ya solamente pueden sobrevivir de la caridad prácticamente.
    Mucho me temo que esto podría traducirse en una revolución social con consecuencias para todos, evidentemente negativas, veremos…

    • jformiguera ha dit:

      Siento tener que darte la razón en esa visión tan negativa de la realidad, pero considero que los hechos están demostrando que tu visión es certera.
      Habrá que esperar en lo referente a la revolución social que comentas. A pesar de la dramática situación que viven muchos de los ciudadanos y ciudadanas de este país, parece lejos de producirse, pero el tiempo nos dirá que es lo que va a ocurrir.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: