Ser político para no gobernar

Deixa un comentari

11/28/2012 per jformiguera

de Jordi Formiguera Macià

Las elecciones catalanas del pasado 25N han supuesto un grave e inesperado problema para Artur Mas y CIU. Su error de previsión le dibuja, hoy por hoy, un contexto verdaderamente complejo para la gobernabilidad del país. Sin duda, parece más que probable, que en su fuero interno y de puertas adentro, tanto Mas como su partido estén lamentándose de la decisión tomada. Aún así, es de justicia apuntar que estas decisiones forman parte de la tarea de un gobernante y que Mas actuó con valentía e intentó dar respuesta al  que parecía un verdadero clamor popular en favor de la independencia y del derecho a decidir (de hecho el Parlamento recoge parte de este clamor al ser mayoritariamente soberanista). Hago esta reflexión puesto que, aunque sólo hayan pasado tres días desde las elecciones y aún estamos en un momento de negociaciones, mucha táctica y estrategia en el seno de los diferentes partidos, no deja de ser sorprendente la respuesta a la llamada de Mas para conseguir apoyos y formar gobierno. Empieza a vislumbrarse un gobierno en minoría ya que los partidos con los que habría una mejor disposición al pacto, PSC y sobretodo ERC, no parecen dispuestos a sacrificarse y tener que asumir las duras decisiones a las que tendrá que enfrentarse el próximo Gobierno de la Generalitat. Siendo muy reciente la mala experiencia que supuso el tripartito para ambos partidos, es comprensible esta postura e incluso, quizá, es la que desean gran parte de sus electores. Pero, desde mi punto de vista, la cuestión estratégica pasa a estar, de nuevo, por delante de la responsabilidad, y se observa que nadie quiere estar al frente cuando pintan bastos y es mejor que se queme otro. Me pregunto ¿No sería deseable para un partido poder ejercer responsabilidades de gobierno que le permitieran aplicar parte de su programa electoral por el cual ha sido votado? Parece que la respuesta es que no y que es más cómodo estar en la oposición. Entonces uno se podría plantear ¿No será que algunos programas o propuestas en el contexto actual no son aplicables y que todos saben que sólo existe la opción de los recortes? En mi opinión la pregunta se responde por sí misma y los hechos así parece que lo demostrarán.

Vamos a esperar los acontecimientos, pero ante una situación extrema, donde quizá, incluso, sería deseable un gobierno de concentración nacional, parece que los políticos están haciendo cábalas y han llegado a la conclusión que lo bueno, rentable e interesante en la política es no romper ningún plato y para ello, la mejor manera, es no lavar ninguno. Estamos en un tiempo  en que lo interesante en la política es ser político para no gobernar.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: